Scroll Top

El arte del marketing y la logística: Cómo utilizar los dos en conjunto

marketing de logística digital

Combinar el marketing y la logística permite a las empresas sacar una ventaja competitiva. El marketing tiene que ver con publicidad para la venta de productos o servicios y,  la logística se relaciona con los procesos que se deben seguir para llevar los productos de un lugar a otro.

Ambas cosas son importantes a la hora de dirigir un negocio. Como ocurre con cualquier reto empresarial, aquí también hay una oportunidad de crecimiento. Entendámoslo así, tanto el marketing como la logística son esenciales para el éxito de cualquier empresa o pymes.

El marketing ayuda a atraer a los clientes, mientras que la logística garantiza que esos clientes reciban lo que han pagado en el momento oportuno.

En esta entrada del blog, exploraremos cómo el marketing y la logística funcionan juntos en perfecta armonía cuando se aplican correctamente.

¿Qué es el marketing y logística?

El marketing es el término general para todas las actividades utilizadas para promocionar un producto o servicio a los clientes.

Se refiere a la marca, el precio, la promoción y la selección de los canales de distribución utilizados para hacer llegar el producto o servicio al cliente.

Con el auge del comercio electrónico, la definición de marketing digital se ha ampliado para incluir actividades destinadas a crear una presencia en línea que atraiga a los clientes, así como actividades que ayuden a retenerlos.

Mucha gente se olvida de que el marketing no consiste únicamente en vender productos o servicios. También se trata de conseguir que una marca sea reconocida por el público. Cuando se hace bien, el marketing puede hacer crecer mucho a una marca, pero también puede ayudarle a mantener a los clientes y asegurarse de que tienen una experiencia positiva.

El marketing es una de las herramientas más importante de una empresa, y también una de las más difíciles de dominar.

¿Qué es la logística?

La logística, en los términos más sencillos, se refiere a la gestión del flujo de mercancías desde el punto de origen hasta el punto de consumo.

Las empresas que se centran en la logística como competencia principal son responsables de toda la cadena de valor. Es decir, desde el abastecimiento de materias primas hasta el transporte, el almacenamiento, la gestión de inventarios, el embalaje y mucho más.

La logística consiste en llevar los productos desde sus puntos de origen hasta las personas que los compran de la forma más rápida y eficiente posible.

En su mayor parte, la logística tiene que ver con el movimiento físico de las mercancías de un lugar a otro. Pero, también puede referirse al movimiento de la información. Por ejemplo, si una empresa utiliza las redes sociales para comercializar sus productos o servicios, sus cuentas en las redes sociales forman parte de su logística.

¿Qué tiene que ver el marketing con la logística?

El marketing y la logística van de la mano, en el sentido de que los productos deben ser entregados a sus usuarios finales, y los comercializadores tienen que elegir cómo hacerlo para satisfacer las necesidades del cliente, logrando que estos tengan la mejor experiencia.

Veámoslo así, el expedidor debe seguir el camino que siguen las mercancías, y esta es una tarea que puede perderse fácilmente sin la atención adecuada.

Del mismo modo, también debe saber dónde se fabrican las mercancías y desde dónde se distribuyen. No basta con entregar la mercancía de A a B; el cargador debe saber cuánto tiempo tardará, qué costes se producirán y qué se necesitará para garantizar el éxito de la entrega.

Para hacerlo correctamente, el expedidor debe establecer una colaboración con todas las demás personas o empresas que intervienen en el proceso, desde los proveedores hasta los usuarios finales. En otras palabras, el expedidor debe trabajar con los departamentos de marketing y de logística para asegurarse de que todas las partes cumplen las expectativas de las demás.

¿Por qué es tan importante la integración del marketing en la logística?

Como hemos mencionado anteriormente, los dos departamentos deberían trabajar juntos a la perfección para crear los procesos más eficaces posibles. Sin embargo, la realidad es que no siempre es así.

Estos departamentos en la mayoría de las empresas están separados, y a menudo tienen prioridades diferentes.

Por ejemplo, el equipo de marketing puede querer probar una nueva ruta para hacer llegar los productos a los usuarios finales, mientras que el equipo de logística puede estar preocupado por los costes asociados a ese cambio.

Si estos departamentos no se comunican con regularidad, si no trabajan juntos para alcanzar los mismos objetivos, su empresa podría estar perdiendo enormes oportunidades. Al unir las dos funciones, es decir, marketing y logística para trabajar juntos, se podrán encontrar las mejores soluciones. Su empresa puede aumentar los beneficios y llegar a nuevos públicos, gracias a la integración.

Beneficios de unir el marketing y la logística

El marketing y la logística son dos de los departamentos más importantes de cualquier empresa. Reunirlos para que trabajen como una sola unidad puede traer enormes beneficios.

Cuando estos dos departamentos trabajan juntos, tienen acceso a una mayor gama de habilidades y conocimientos en comparación con cuando trabajan por separado.

Al unir el marketing y la logística, se proporciona a cada uno de ellos acceso a los conocimientos, habilidades y experiencia del otro. Esto significa que cada departamento puede centrarse en las áreas en las que destaca, al tiempo que se beneficia de los puntos fuertes del otro departamento.

El marketing de contenidos en la logística

Hay distintos tipos de marketing, uno de los que puede usarse para atraer más clientes es el marketing de contenidos, con el cual a través de publicaciones de blog se puede brindar a los clientes consejos, tips y otra información valiosa acerca de los servicios de logística.

Por medio de un blog se puede lograr posicionamiento orgánico o bien utilizar estrategias de pago para aparecer en las primeras posiciones de los buscadores.

El blog tiene que ser visible desde el sitio web de la empresa y se pueden promocionar las publicaciones a través de las redes sociales. Lo más importante aquí es crear contenido de valor, es decir, que resuelva las preguntas de los usuarios, sea único, fácil de entender y en resumidas cuentas útil.

Lo ideal sería publicar al menos dos veces por semana a la misma hora para educar al público y poder hacer una medición de que tan efectiva está siendo la estrategia.

Cree una lista de posibles temas a desarrollar. Haga una investigación de palabras claves en alguna herramienta como Google Ads, SEMrush o Ahrefs. Estas herramientas están dotadas de inteligencia artificial y le dirán a usted cuáles serán los mejores términos para incluir en sus textos. Recuerde que el SEO es muy importante para que los clientes encuentren su sitio web en la red.

Analice a su competencia. Vea que está haciendo en la red y cómo lo está haciendo. Tome ideas para desarrollar su blog, pero no copie el mismo texto ni tampoco aplique exactamente la misma estrategia.

Manténgase al día de las nuevas tendencias. Investigue para conocer cuáles son las aplicaciones disponibles para mejorar sus servicios y dele a conocer ese material a sus clientes.

Consideraciones finales

Incluir el marketing en la logística le ayudará a posicionarse mejor y hasta a convertirse en un referente en su sector. Mientras que el marketing consiste en vender los productos o servicios y conseguir clientes, la logística se encarga de llevar esos productos de un lugar a otro de forma eficiente, garantizado una buena experiencia a sus compradores.

Cuando se logra unir a ambos se logra tener acceso a una mayor gama de conocimientos y experiencia que les ayuda a crear mejores procesos y productos.

Los dos departamentos también se benefician de los puntos fuertes de cada uno cuando trabajan juntos. Al unir los dos departamentos, se puede crear una empresa más fuerte y sostenible.